En muchas ocasiones las empresas deciden dedicar todas las publicaciones en sus perfiles sociales al lanzamiento de ofertas, precios e información sobre sí mismas y sus productos. No obstante, esta actitud responde a una estrategia de comunicación equivocada pues confunde las redes sociales con meros soportes de publicidad gratuita. De hecho, este tipo de publicaciones no consigue aumentar el número de seguidores sino más bien todo lo contrario. Los usuarios, cansados ya de tanta publicidad intrusiva, tienden a seguir únicamente aquellos perfiles que aportan algún tipo de valor adicional en su experiencia online. Así las cosas ¿cómo generar un perfil interesante en redes sociales?

Las redes sociales son nuevos espacios de comunicación en los que ya no funcionan las fórmulas tradicionales de interacción entre empresa y clientes. Por tanto, como empresa no puedes limitarte a convertir tus perfiles sociales en meros catálogos online de productos. Al contrario, debes tratar de generar conversación ofreciendo contenidos de interés para tus seguidores. Para ello, deberás afrontar unas sencillas cuestiones.

1. Define tu identidad de marca.

Antes de empezar a conversar con tu comunidad deberás definir tu propia imagen de marca ya que ésta determinará el tipo de mensajes que vas a difundir. ¿Quieres dar una imagen joven? ¿desenfadada? ¿tradicional? ¿familiar? ¿de experto?… Cuando hayas definido los rasgos de personalidad de tu empresa podrás adecuar tus mensajes a tu identidad de marca.

2. Identifica el perfil de tu comunidad.

El segundo paso será definir el público objetivo al que te diriges. En este punto, es de vital importancia no confundir los términos de “cliente” y “comunidad”, ya que no son coincidentes. Siempre habrá clientes que por diversos motivos no te sigan en redes sociales y también tendrás seguidores que nunca te hayan comprado. En cualquier caso, cuanto más amplia sea tu comunidad, más posibilidades tendrás de que sus miembros se conviertan en clientes o prospectores de tu marca.

3.  Selecciona la temática de tus publicaciones.

Una vez que hayas definido quién eres y a quién quieres dirigirte, te resultará más fácil seleccionar la temática de tus publicaciones, del mismo modo que te resulta más fácil conversar con un amigo al que conoces que con un completo desconocido. Ten en cuenta que si consigues publicar contenido que resulte interesante tendrás más posibilidades de que éste sea compartido, lo que supondrá una mayor difusión para tu marca. Cuando te hayas decidido sobre este punto es importante que seas constante y coherente. No tiene sentido hacer tres publicaciones en un día y no volver a publicar nada hasta un mes más tarde. Tampoco es efectivo que vayas saltando de un tema a otro sin una justificación estratégica.

4. Haz que tus seguidores se sientan especiales.

Tus seguidores son lo más importante y tienes que demostrarlo. Las estrategias para conseguirlo son muy variadas: salúdales todos los días, pide que participen, agradece que lo hagan, responde a sus preguntas… Y sí, ahora sí puedes proponer alguna oferta o descuento especial para agradecerles que estén ahí contigo. Hazles sentir que forman parte de tu comunidad y que eso es algo que vale la pena.

Si atiendes a estas cuatro cuestiones a la hora de diseñar tu estrategia social media conseguirás que tus perfiles sociales sean interesantes para tu público objetivo. Y recuerda que Ready4Social es el complemento perfecto para este cometido.