¿BlackFriday? ¿y eso qué es? El último grito en cuanto a incentivos de ventas se refiere, que hemos importado de EE.UU. Una tendencia que ya se ha consolidado en España, donde se celebra por cuarto año consecutivo.

Un fenómeno que se presenta con unas perspectivas en absoluto despreciables. Según arrojan los datos de ADigital, las ventas se incrementarán un 10,4% respecto al año anterior, con unas cifras que rondarán los 1.172 millones de euros.

Un pastel que ningún retailer que se precie puede ignorar. No es de extrañar, pues, que internet y las redes sociales se hayan plagado de artículos y mensajes anunciando ofertas por doquier, auspiciadas bajo el epíteto #BlackFriday.

De forma irreversible, la inminente lluvia de descuentos anunciada, ha calado en la mente de los clientes; quienes no pueden evitar vivir con un ojo puesto en la actualidad comercial. Un tsunami de ofertas, descuentos y propuestas de venta sobre el que lo complicado va a ser destacar, máxime si no tienes un gran nombre de marca, o tu capacidad para imponerte mediáticamente por encima de la competencia no es lo suficientemente grande.

Por ello, estos días, en lugar de dedicarte a pregonar otro descuento más, intenta ir más allá y diseñar un mensaje distinto, que te lleve a ofrecer algo único y relevante para tus clientes. Veamos distintas opciones para conseguirlo.

En #BlackFriday, no apuestes por otro descuento más, ofrece una propuesta distinta - compártelo

Powered by Vcgs-Toolbox

Implica a tus clientes. Los brand advocates son los mayores defensores de las marcas ¿por qué no cuidarles y fomentar su fidelidad en un día tan especial como este? Es una oportunidad de oro para ofrecerles descuentos en exclusiva, y crear buen feeling con ellos. Aprovecha su sentimiento de pertenencia a la marca para animarles a compartir su experiencia #BlackFriday ¿Qué tal si les permites beneficiarse de tus descuentos unos días antes? Ellos mismos harán crecer la bola de nieve de menciones positivas en torno a tu campaña.

Segmentar es acertar. ¿De verdad piensas que todo el mundo es fanático de los videojuegos, o se pirra por las zapatillas de running? Ciertamente, se trata de productos con una anta demanda; en cambio, no implica que debamos avasallar a todo bicho viviente para que lo compre. ¿Qué te parece si estudias a tus seguidores, y adaptas a ellos tu mensaje? Tanto Twitter como Facebook ofrecen opciones de segmentación; asimismo, actuar en una red social u otra, ya es en sí mismo un medio de difenciación.

No todo en la vida es comprar

Y después del #BlackFriday, qué? Sí, ya sé, llega el Cyber Monday y estamos a las puertas de las navidades, así que es inevitable pensar en promociones y argumentos varios de ventas, con tal de vaciar los lineales antes de la llegada de las rebajas.

Sin embargo, hay algo que se tiende a olvidarse, y es que estamos en Navidad. La época más entrañable del año. No se trata de la fiesta del Corte Inglés, aunque la fiebre de las compras es irrefenable. Por ello no nos extraña que sea la temporada en la que se registra el mayor número de ventas.

Eso no es excusa para que nos dediquemos únicamente a vender, sin mirar a quién. Que los árboles que suponen las ventas no te dificulten ver tu bosque: el cliente. Estamos en un momento único para conseguir avanzar en nuestra relación con él, y estrechar unos lazos que agradeceremos durante todo el resto del año. Sino, continúa leyendo y verás.

Por una vez, ponte en los zapatos de tu cliente, y mira desde su perspectiva: el tiempo escasea, el bolsillo es cada vez más pequeño y tiene que comprar regalos para propios y casi/extraños (¿o es que siempre conocemos a la persona para la que va destinado ese regalo tanto como nos gustaría? ¿no pagaríamos porque nos dieran alguna sugerencia?). Colas, agobios, búsquedas desesperadas y desatención constante.

Así las cosas ¿qué te parece si, en lugar de dedicarte a hacer más grande el cartel con el descuento que vas a ofrecer estos días, o a repetir en las redes sociales una y otra vez qué es lo que te interesa vender, invirtieras tiempo en ofrecer servicios de valor añadido, como reserva de artículos, facilitar el envío, e incluso la personalización y preparación para regalo? En la diferenciación está el beneficio. Este valor añadido será percibido como un gran alivio por parte de tus clientes, quienes preferirán la tranquilidad que les ofreces incluso al ahorro ínfimo entre una tienda y otra.

Recuerda una cosa, las redes sociales son un canal de comunicación 2.0, no una herramienta de promoción masiva - compártelo . Utilízalas también para mostrar cercanía con tu público objetivo y, en definitiva, hacerle la vida más fácil.

Todavía estás a tiempo. Planifica acciones orientadas a dar “asistencia en compras” para estos días especiales, además de presumir de super ofertas 😉