Google Analytics es una herramienta imprescindible para el análisis de nuestra página web. Las estadísticas que muestra, la información que nos aporta, nos ayudan a mejorar día a día y a lograr nuestros objetivos.

Sin embargo, la terminología que se utiliza dentro de la plataforma es complicada de entender, por lo que hemos seleccionado una relación de términos más consultados en torno a Google Analytics:

  • Canales: son las fuentes de tráfico, es decir, desde donde nos están llegando nuestras visitas. Hay cuatro canales de tráfico definidos en Analytics: Búsqueda orgánica, Tráfico directo, Social y Referral.

Búsqueda orgánica: se refiere a las visitas que nos llegan a través de los distintos buscadores. Es decir, cuando una persona busca “analítica web” en Google y uno de los resultados que no son de pago le lleva a nuestro artículo.

Tráfico directo: son las visitas que nos llegan cuando ponen directamente la url de nuestra web en el navegador. Es decir, en nuestro caso, quien pone en el navegador www.ready4social.com/blog. Si guardas una url en Favoritos, y accedes a ella desde allí, también contará como tráfico directo.

Social: es el tráfico que nos llega a través de las redes sociales, como Facebook, Twitter, Google Plus…

Referral: son las visitas que nos llegan a través de una fuente, es decir, de links que nos han puesto en otros blogs o webs. Por ejemplo, si alguien escribe un post sobre Ready4Social y le pone un link a la landing principal (www.ready4social.com).

  • Página de salida: es la última página que visitan quienes llegan a nuestra web.
  • Porcentaje de rebote: porcentaje de visitas que consultan una sola página de tu web antes de abandonarlo.
  • Sesión: es el período de tiempo que un usuario está activo en el sitio web, entre unas fechas determinadas.
  • Promedio: es el tiempo promedio que dura una sesión, es decir, la media de tiempo de un visitante en nuestra web.
  • Visitantes únicos: los usuarios que han visitado el sitio. La diferencia entre número de visitas y visitantes únicos estriba que un visitante puede ver nuestra web (“visitas”) varias veces en un mismo período. Los visitantes únicos el el número aproximado de personas distintas que ven nuestra web.
  • Objetivo: cuando un visitante completa una acción que tú querías que completara. Por ejemplo, rellenar un formulario de contacto. Hay cuatro tipos de objetivos: de destino, de duración, páginas por visita o eventos.
  • Conversiones: es el número de veces que se han completado los objetivos.

Cuéntanos, ¿usas Google Analytics? ¿Te es de utilidad esta relación de términos?