Curación de contenidos

¡Utiliza este gráfico de forma gratuita en tu sitio!

Creative Commons Puedes usar la infografía anterior en tu sitio, sin embargo, la licencia que te concedemos requiere el debido reconocimiento a nuestro trabajo. Puedes utilizar el siguiente código de inserción:

Código de inserción

<div style=”width:700px;”>
<a href=”http://www.ready4social.com/blog/curacion-de-contenidos.html” />
<img src=”http://www.ready4social.com/blog/wp-content/uploads/2013/07/curacion_de_contenidos_infografia.jpg”
alt=”Curación de contenidos” width=”700″ height=”4864″ /></a><br/>Infografía realizada por <a href=”http://www.ready4social.com/”>
Ready4Social</a>.</div>

…y por supuesto un bonito thumbnail para facebook:

Gestión de contenidos

Efectividad y desinfoxicación

Herramienta de gestión de contenidos

La curación de contenidos o “content curation” es una técnica que ha revolucionado completamente el panorama online. De un tiempo a esta parte, esta forma de filtrar contenido de calidad ha conseguido establecer un sólido parámetro de publicación seguido y predicado por millones de bloguers, periodistas digitales, marketers, etc. en todo el mundo.

¿Qué es?

El content curation intenta encontrar, de entre esa vasta cantidad de contenido que inunda Internet, aquella información realmente relevante para los usuarios. Un contenido de valor que pueda satisfacer realmente la sed de información que éstos presentan. Se trata, en definitiva, de un potente antibiótico contra la infoxicación que actualmente padece la red.

Fases de la curación de contenidos

Para llevar a cabo una correcta curación de contenidos es recomendable seguir una serie de pasos:

  • Recolección

Esta fase se entiende como la primera toma de contacto con el grueso de información. En ella, el “content curator” recorre la web en busca de contenido que pueda ser relevante para sus usuarios. Generalmente después de este paso, la cantidad de artículos, infografías, reseñas, vídeos, tutoriales, etc. recolectados es todavía muy elevada. Sin embargo, la ventaja es que toda esa información ya se considera útil. Esta primera fase es la más costosa para el creador de contenido porque supone un gasto de tiempo muy elevado.

  • Criba o filtro (curación)

La segunda fase de este proceso es, sin duda, la más importante porque se identifica verdaderamente con la tarea de la curación. Del volumen de información que hemos recolectado anteriormente, debemos realizar un filtro para seleccionar aquella que consideramos más atractiva para su publicación. Puede parecer que esta fase es sencilla, pero en muchas ocasiones esa selección puede llevar también bastante tiempo.

  • Elaboración

No todos los “content curators” pasan por esta fase ya que algunos la consideran innecesaria. Sin embargo, sí es aconsejable que se tenga en cuenta para evitar posibles problemas. En la fase de elaboración se debe examinar aquellos contenidos seleccionados para adaptarlos, si fuese necesario, al nivel o idioma de los usuarios, al formato de publicación, al medio, al tiempo de lectura, etc. Aspectos clave que pueden afectar directamente al éxito o fracaso del post.

  • Distribución

Una vez recolectada, filtrada y elaborada, podemos pasar a la fase de distribución de la información. En esta etapa los factores más importantes a tener en cuenta son el medio de difusión y la hora. Debemos sabe en qué medios online encontrar a nuestros usuarios y en qué franja horaria podemos conseguir el número más elevado de impactos.

  • Análisis

Ningún proceso de curación de contenidos está completo si no se realiza un análisis exhaustivo de sus resultados. Sin dicho estudio, es imposible determinar el éxito de nuestra acción. Sin embargo, no son sólo los logros obtenidos lo que debemos extraer de esta fase sino también los errores. A partir de ellos podremos averiguar las claves para depurar y perfeccionar nuestro proceso de curación.

¿Por qué debemos apostar por el “content curation”?

La curación de contenidos es lo que diferencia a una buena página corporativa, blog o tienda online de las demás. Preocuparse por ofrecer contenido de calidad a nuestros usuarios es un aspecto que dice mucho de una empresa ya que denota un nivel de atención hacia ellos que se premia muchísimo actualmente. Apostar por la curación de contenidos implica:

  • Mejor posicionamiento

Al crear contenido de calidad es mucho más probable que éste se comparta entre los usuarios con lo cual el todopoderoso Google le dará más relevancia y, por consiguiente, lo posicionará mejor en su ránking de resultados.

  • Buena reputación online

Si tus usuarios perciben el valor de tus artículos o posts y los consideran útiles, es muy probable que vuelvan a recurrir a ti para aumentar su conocimiento. Esto hace que dichos usuarios formen una imagen más que positiva de tu marca, con lo cual tu reputación se verá gratamente favorecida.

  • Comunidad

Si consigues hacerte un “buen nombre” entre tus usuarios, el efecto “bola de nieve” te ayudará a conseguir más y más seguidores con los que podrás llegar a formar una verdadera comunidad con la que podrás interactuar de forma personalizada y directa.

Errores en la curación de contenidos

En el ámbito de la curación de contenidos es muy complicado realizar una buena criba, sobretodo si tu programa de publicación es muy continuo. Sin embargo, es verdaderamente fácil cometer lo que llamamos un “fiasco”. Por ello, aquí te dejamos algunos de los errores más comunes que se cometen en el proceso de curación para que los tengas en cuenta a la hora de realizar tu propio filtro:

  • La información no tiene jugo suficiente

El principal “problema” al que se llega con el “content curation” es que la exigencia de los usuarios nunca cesa. Por lo tanto, el nivel de tus publicaciones tampoco debe hacerlo. Encontrar información de valor cada vez resultará más y más difícil pero, si lo logras, estarás ratificando tu incansable profesionalidad.

  • Es demasiado general. No se dirige al público al que va destinado

Otro error muy común es recurrir a contenidos demasiado generales con los que tus usuarios no pueden identificarse. Huye de este tipo de información porque lo único que conseguirás será perder tiempo y publicar un post hueco.

  • No solo de keywords viven tus publicaciones

Cuida mucho la redacción de tus artículos. Está claro que el posicionamiento es un factor muy importante, pero no debe afectar al correcto desarrollo de tus posts. Si el usuario no le encuentra sentido a lo que dices, no lo considerará relevante.

  • Copy + Paste ¡Nunca!

No creas que tu comunidad va a dejar pasar una publicación de “última hora”. Si no titenes nada interesante que decir, mejor no digas nada.

  • No hay opinión

Uno de los factores que va a diferenciar tu contenido del resto, son tus opiniones. La gente quiere saber qué postura tienes tú, como experto, sobre el tema que expones. No importa que no comulgue con todas las de tus usuarios pero sí es importante que la refieras en tus posts.

¿Cómo debe ser un buen “content curator” o curador de contenidos?

  • Sintético

Debes exponer tus ideas de forma clara y directa. No introduzcas “paja” ya que podrías desviar la atención del usuario y conseguir que éste abandone tu post.

  • Proactivo

Ve un paso por delante siempre. Empápate constantemente de las nuevas tendencias y si detectas alguna que pueda interesar a tu comunidad, no dudes en empaparte de ella y utilizar su potencial para ganar relevancia. Recuerda que la novedad siempre se recompensa muy bien en el mundo online.

  • Crítico

Un buen “content curator” debe ser crítico. Debe poder apoyar o discutir los diferentes temas a tratar y, sobretodo, tener la capacidad de argumentar su postura de forma que ésta pueda ser, sino compartida, sí entendida por la mayoría de su público. Eso le dará credibilidad y respeto.

  • Experto

Evidentemente, a un buen curador de contenidos se le sobreentiende una determinada experiencia. Dicha experiencia es la que sustenta sus afirmaciones y la que hace que todos sus seguidores consideren como relevantes sus contenidos.

  • Conocedor de su público

Si no conoces las necesidades de tu público no te dediques al “content curation”. El grado de calidad que se presupone tienen tus contenidos, lo establecen únicamente los usuarios. De esta forma se hace imposible ofrecerles algo de su agrado si previamente no se han investigado sus gustos y su nivel de exigencia.

  • Curioso

Si tu trabajo como “content curator” no te empuja a estar constante investigando, descubriendo o curioseando, es mejor que busques otro cometido. Un buen “curador” pasa la mayoría del tiempo realizando una búsqueda constante de información que aportar a su comunidad. Es un tarea ardua y muy exigente que no todos pueden sobrellevar actualmente. Precisamente por esta razón, algunos autores, como Steve Rosenbaum identifican la figura del “content curator” con la figura del “superhéroe” de la era digital. Y no es para menos porque su trabajo es realmente frenético.

“Superman” también necesita ayuda

Es evidente que la labor de un buen “content curator” es realmente complicada ya que supone un gasto de tiempo que no todos pueden asumir. En el panorama actual la realidad es que las empresas que apuestan por la curación de contenidos no pueden dedicar el tiempo ni los recursos necesarios para satisfacer las exigencias de sus usuarios. Por lo tanto se hace totalmente imprescindible contar con lo que llamamos herramientas de curación de contenido. Se trata de software específico que permite a los curadores de contenido realizar las labores de recolección y criba de forma automática, ahorrándoles mucho tiempo y facilitando su labor. Ready4social es una de estas herramientas de curación de contenido, la cual permite filtrar información relevante en base a una serie de palabras clave, atendiendo a la zona geográfica, a partir de feeds RSS determinados y palabras negativas, etc. Se trata de un importante recurso que satisface las necesidades actuales del “content curator” y le ayuda a realizar su trabajo de forma más ágil, pero sin renunciar al nivel de calidad que los usuarios le exigen.